Signos de alarma del Trastorno del Espectro Autista

Los hitos del desarrollo son las habilidades que va logrando cada niño progresivamente, permitiéndole un grado de mayor independencia y de interacción con el mundo que le rodea. Estas habilidades o hitos se alcanzan y se consolidan abriendo paso a una nueva habilidad, una nueva etapa en cada área especifica del desarrollo (física, lenguaje, cognitiva, social-emocional). No existe una edad única para alcanzar una etapa, sino rangos de edad en que cada niño alcanza desarrollar una habilidad y/o consolidarla. La interacción/estimulación del niño con el medio ambiente y con su entorno lo ayuda a construir las bases necesarias para su desarrollo.

Así que cuando tenemos un niño observamos cómo se da ese proceso, se espera que cada habilidad se logre dentro de un rango de tiempo pues no todos los niños lo logran en la misma edad y una vez que el niño alcanza y consolida una habilidad, esta es estable y es la base para otra habilidad más compleja, sin embargo, algunos niños pueden presentar retraso en el desarrollo o presentar saltos hacia atrás o perder habilidades o destrezas alcanzadas previamente.

En nuestra experiencia, nuestro hijo logro el desarrollo de sus habilidades dentro del rango de edad esperado… sin embargo, después de cumplir 2años de edad, gradualmente fue dejando de decir las pocas palabras que sabía. Eventualmente se tapaba los oídos. Juan camino, corrió y nunca se cayó… tenía una marcha firme, sin embargo empezó a caerse, pensamos que era la talla de los zapatos, el tipo de calzado, hasta que un día me di cuenta que estaba caminando en punta de pies y eso le hacía perder el equilibrio, al caerse parecía no sentir dolor, notamos que dejo de sentir frio y también calor, el juego con los juguetes paso de funcional a tirarlos y en el caso de los carritos les quitaba las ruedas y se las metía a la boca, parecía que le encantaba colocar la lengua en objetos metálicos, y eventualmente miraba de reojo y giraba sobre su propio eje... poco a poco dejo de prestar atención, de seguir instrucciones y de responder a su nombre.

Para nosotros teníamos signos de alarma de autismo en nuestro niño, pero para la pediatra de ese tiempo no era así, ella nos dijo que todo estaba bien porque para ella, el niño si la miraba y por ende, no tenía autismo y se negó a darnos la referencia para que fuese evaluado por un especialista... sin embargo logramos la evaluación formal y nos dieron el diagnostico, nuestro hijo estaba dentro del trastorno del espectro autista.

El autismo se puede expresar de diferente manera entre un niño y otro, en algunos se hace mas evidente, en otros es casi imperceptible, algunos presentan rasgos desde muy temprana edad, pero por lo general esto se observa más fácilmente alrededor de los 2 años de edad, no solo por las conductas típicas del autismo, sino porque en el área del lenguaje y en el área social-emocional el niño no ha logrado desarrollar las habilidades esperadas hasta ese momento.

 

Recuerdo que en medio de ese proceso me dijeron: no te preocupes, el niño está bien; no le busques la 5 patas al gato, lo que pasa es que es muy consentido; el niño está creciendo; lo que pasa es que casi no se relaciona con niños de su edad y no interactúan mucho socialmente... hasta que alguien más objetivo me dijo ¨has notado que Juan pareciera que cada vez entiende menos lo que se le dice, como que no presta atención?¨

 

Algunos signos de alarma:

  1. No tiene sonrisas grandes u otras expresiones cálidas y de alegría a los 6 meses o a partir de entonces
  2. No comparte sonidos, sonrisas y otras expresiones faciales repetidamente a los 9 meses o a partir de entonces
  3. No balbucea a los 12 meses y pocas veces dirige la mirada a las personas.
  4. No hace gestos tales como señalar, mostrar, alcanzar o saludar, no responde a su nombre, no imita espontáneamente a los 12 meses
  5. Tiene una respuesta inusual ante los estímulos auditivos, ausencia de balbuceo a los 12 meses
  6. No dice palabras, no señala para pedir lo que quiere, dificultad para seguir la mirada de un adulto, no mira hacia donde alguien le señala, falta de juego funcional con los juguetes a los 16 meses
  7. No formula frases de dos palabras con significado (sin imitar o repetir), no responde cuando se le llama, falta de interés por otros niños o hermanos, pocas o ningún expresionismo de afecto a los 24 meses
  8. Cualquier pérdida del habla, balbuceo o habilidades sociales a cualquier edad
  9. Insistencia en rutinas y resistencia a los cambios en situaciones poco estructuradas
  10. Juegos repetitivos con juguetes (ej. alinear objetos, encender y apagar luces, etc.)  
  11. Apego inusual a algún juguete u objeto que siempre lleva consigo y que interfiere en su vida cotidiana
  12. Hipersensibilidad a los sonidos, al tacto y a ciertas texturas
  13. Respuesta inusual al dolor
  14. Respuesta inusual ante estímulos sensoriales (auditivos, olfativos, visuales, táctiles y del gusto)       
  15. Patrones posturales extraños, como andar de puntillas
  16. Estereotipias o manierismos motores.    

Tomado de: El Manual de los primeros 100 dias, Autism Speak; www.crececontigo.gob.cl; www.enfamilia.aeped.es